Interpretación para eventos

Traducción simultánea, interpretación simultánea, traducción oral, interpretación de conferencias… son todos términos que se utilizan para referirse a la misma actividad: la interpretación para eventos. Pero ¿qué es exactamente la interpretación y qué variaciones existen? Y, lo que es aún más importante, ¿cómo elegir el servicio adecuado para su evento? 

Antes de ver las respuestas a estas preguntas, queremos mencionar algunos datos para ponernos en contexto.  

En Colombia, la demanda cada vez mayor de los servicios de interpretación para eventos en los últimos años responde en gran medida a la inversión extranjera generada por grandes empresas, así como al posicionamiento del país en la industria de reuniones y eventos. 

En vista de lo anterior, es importante que los empresarios puedan identificar fácilmente qué tipo de servicio de interpretación necesitan para desarrollar óptimamente un evento con participación extranjera. Es fundamental saber en qué se diferencian y cuáles son las ventajas de cada uno de los tipos de interpretación para determinar cuál es más conveniente en términos de tiempo, calidad e inversión. 

¿Cuál es la diferencia entre traducción e interpretación?  

La traducción es la transmisión escrita de un mensaje de un idioma a otro, mientras que la interpretación, aunque contempla prácticamente el mismo fin, es la traducción oral o por medio de señas. 

Un intérprete no siempre es la misma persona que realiza traducciones escritas; de hecho, se requiere de preparación, experiencia y habilidades un tanto diferentes. Ahora bien, hay diferentes tipos de interpretación: simultánea, consecutiva y de susurro. 

¿Qué es la interpretación simultánea, consecutiva y de susurro? ¿Cuál es la indicada para cada tipo de evento? 

Interpretación simultánea 

  • El intérprete desarrolla su labor al mismo tiempo que el orador. 
  • Requiere del uso de equipos como cabina insonorizada, consola individual con mandos, micrófonos, transmisores y receptores, lo que hace que su costo sea mayor. 
  • Por lo general, el trabajo se realiza en parejas de intérpretes, quienes se alternan en periodos de 30 o 40 minutos. Para eventos con duración de una a dos horas, es posible realizar la traducción con un solo intérprete, de acuerdo con el tema a tratar y con una pausa de al menos cinco minutos cada hora. 
  • Este tipo de traducción permite ceñirse al cronograma del evento, pues no hay interrupciones en el discurso. 
  • Es ideal para: congresos, teleconferencias, seminarios, capacitaciones, conferencias diplomáticas, convenciones internacionales. 

Interpretación consecutiva 

  • Implica que el orador habla y realiza breves pausas para permitir que el intérprete traduzca, por lo que normalmente no requiere el uso de equipos. 
  • En contraste con la simultánea toma más tiempo, pues se unen la duración del discurso y el tiempo de la interpretación. 
  • Es indicada para ruedas de prensa, misiones comerciales, reuniones con grupos pequeños o situaciones más informales, como el acompañamiento a turistas.

Interpretación de susurro 

  • El intérprete traduce en tiempo real el discurso del orador para una o dos personas, en voz baja. 
  • Se ajusta a entrevistas, reuniones con grupos pequeños (de tres o menos personas) o situaciones como consultas médicas, por ejemplo. 

Cuando contrate a su proveedor de servicios de traducción, asegúrese de que cuente con intérpretes especializados por áreas, con las habilidades lingüísticas, personales y experiencia necesarias para este trabajo. 

Además, si se trata de interpretación simultánea, se recomienda que durante el evento disponga de un técnico encargado del buen funcionamiento de los equipos, así como del acompañamiento de una persona de la empresa que supervise todo el servicio. 

 

¿Quiere aprender más?

Suscríbase para recibir más contenido sobre casos de éxito, consejos, buenas prácticas y noticias de la industria de la traducción.